UGC 4879: una galaxia enana solitaria y misteriosa

The drizzle of stars scattered across this image forms a galaxy known as UGC 4879. UGC 4879 is an irregular dwarf galaxy — as the name suggests, galaxies of this type are a little smaller and messier than their cosmic cousins, lacking the majestic swirl of a spiral or the coherence of an elliptical. This galaxy is also very isolated. There are about 2.3 million light years between UGC 4879 and its closest neighbour, Leo A, which is about the same distance as that between the Andromeda Galaxy and the Milky Way. This galaxy’s isolation means that it has not interacted with any surrounding galaxies, making it an ideal laboratory for studying star formation uncomplicated by interactions with other galaxies. Studies of UGC 4879 have revealed a significant amount of star formation in the first 4-billion-years after the Big Bang, followed by a strange nine-billion-year lull in star formation, ended 1-billion-years ago by a more recent reignition. The reason for this behaviour, however, remains mysterious, and the solitary galaxy continues to provide ample study material for astronomers looking to understand the complex mysteries of starbirth throughout the Universe.

La gran cantidad de estrellas esparcidas a lo largo de esta imagen forman una galaxia conocida como UGC 4879, la cual es una galaxia enana irregular. Carece de los majestuosos brazos arremolinados de una galaxia espiral o de la uniformidad de una galaxia elíptica.

Esta galaxia también es muy solitaria. Hay alrededor de 2,3 millones de años luz entre UGC 4879 y su vecina más cercana, la galaxia Leo A, la cual se encuentra a la misma distancia que hay entre la Galaxia de Andrómeda y la Vía Láctea.

La soledad de UGC 4879 indica que no ha interactuado con ninguna otra galaxia circundante, convirtiéndola en un objeto ideal para el estudio de la formación de estrellas que no han sufrido la interacción con otras galaxias. Estudios acerca de UGC 4879 han relevado que contaba con una gran cantidad de estrellas en sus inicios, pasando por una etapa extraña de 9.000 millones de años en la que la formación de estrellas fue prácticamente nula, hasta la más reciente etapa (que inició hace mil millones de años) en la que UGC 4879 ha reanudado la creación de estrellas. Las razones que explican este comportamiento siguen siendo un misterio, mientras tanto, la pequeña y solitaria galaxia continúa aportando una gran cantidad de material de estudio a los astrónomos que buscan entender los misterios del nacimiento de estrellas en todo el Universo.

Crédito: NASA / ESA / Hubble

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.