Una gigantesca galaxia ensamblada con partes de otras galaxias

847749930234
En la izquierda se puede ver a la galaxia UGC 1382 en luz visible. La imagen del centro es una combinación de luz infrarroja y luz visible. A la derecha se ve la combinación de luz infrarroja, luz visible y el gas de hidrógeno de baja densidad de la galaxia. Crédito: NASA/JPL/Caltech/SDSS/NRAO/L. Hagen and M. Seibert

Ubicada a 250 millones de años luz de distancia, yace la galaxia UGC 1382 en la constelación de Cetus. Alguna vez se pensó que esta galaxia era pequeña, ordinaria y vieja. Sin embargo, nuevos datos aportados por varios telescopios de la NASA y otros observatorios han revelado que UGC 1382 es 10 veces más grande de lo que se pensaba, y a diferencia de otras galaxias, sus zonas interiores son más jóvenes que las exteriores, como si hubiese sido ensamblada con partes de otras galaxias.

Los descubrimientos fueron hechos al observar imágenes en ultravioleta del telescopio espacial Galaxy Evolution Explorer (GALEX), el cual estuvo activo hasta el año 2012. Los astrónomos construyeron un nuevo modelo de la misteriosa galaxia al combinar las imágenes en ultravioleta de GALEX con imágenes en luz visible e infrarroja de otros telescopios como el Sloan Digital Sky Survey, 2MASS, WISE, entre otros.

Los datos revelaron que UGC 1382 tiene un diámetro de 718.000 años luz, más de 7 veces el diámetro de la Vía Láctea. Contiene un disco con gas de baja densidad donde las estrellas no se forman con rapidez debido a que el gas se encuentra muy esparcido.

Pero la mayor sorpresa para los científicos fue observar que la edad relativa de los componentes de la galaxia parece estar invertido. En la mayoría de las galaxias las zonas interiores se forman primero y contienen a las estrellas más viejas. Al crecer la galaxia se forman nuevas regiones en el exterior donde habitan las estrellas más jóvenes. Pero con UGC 1382 ocurre lo contrario: el centro de UGC 1382 es más joven que el disco espiral que lo rodea; es vieja en el exterior y joven en el interior.

Es probable que la extraña estructura galáctica sea el resultado de una combinación de fragmentos con un origen diferente, y no un fragmento único que creció en sentido contrario. En otras palabras, cada uno de los fragmentos parece haber evolucionado independientemente antes de fusionarse.

Fuente: http://www.jpl.nasa.gov/news/news.php?feature=6566

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.