Los primeros pasos de una estrella bebé

Infant Star’s First Steps

La gran capacidad de ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array) revela, en el centro de esta imagen, la presencia de dos inmensos y ondulados chorros de gas denso, con simetría casi perfecta, que emanan de una única fuente. Proceden de una estrella muy joven — una protoestrella —  que comienza un largo viaje que la llevará a convertirse en una estrella parecida a nuestro Sol.

La estrella bebé (conocida como CARMA-7) y sus chorros, se encuentran aproximadamente a unos 1.400 años luz de la Tierra, dentro del cúmulo estelar Serpens Sur. Este denso cúmulo que, como su nombre indica, se encuentra en la constelación de Serpens (la serpiente), alberga, al menos, a 30 protoestrellas más que están a punto de iniciar su existencia y se encuentran muy cerca las unas de las otras, lo cual proporciona a los astrónomos un laboratorio perfecto para estudiar las interacciones entre las estrellas y su entorno.

Todavía hay muchas cosas que desconocemos acerca de los primeros pasos de la vida de una estrella, pero los astrónomos han llegado a la conclusión de que estos chorros o jets, que parecen cargados de nudos y de humo, son el resultado de estallidos periódicos de gas, expulsado a velocidades tremendas de CARMA-7 hacia su entorno. Estos arrebatos tienen lugar al caer sobre la protoestrella material procedente de un disco que orbita a su alrededor. A medida que los chorros se alejan velozmente de la estrella bebé, estos chocan con material interestelar, haciendo que los chorros se ralenticen y se dispersen. Algún día, ese material podría colapsar, formando otra generación de estrellas.

Fuente: http://www.eso.org/public/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.