La primera luz de un buscador de exoplanetas de nueva generación

El espectrógrafo ESPRESSO (Echelle SPectrograph for Rocky Exoplanet and Stable Spectroscopic Observations, espectrógrafo echelle para exoplanetas rocosos y observaciones espectroscópicas estables) ha realizado con éxito sus primeras observaciones. Instalado en el VLT (Very Large Telescope) de ESO, en Chile, ESPRESSO detectará exoplanetas con una precisión sin precedentes buscando los minúsculos cambios en la luz de sus estrellas anfitrionas. Por primera vez, una máquina para cazar planetas será capaz de combinar la luz de los cuatro telescopios VLT.

ESPRESSO ha observado su primera luz en el VLT (Very Large Telescope) de ESO, en el Observatorio Paranal, en el norte de Chile. Este nuevo espectrógrafo echelle, de tercera generación, es el sucesor del exitoso HARPS, instalado en el Observatorio La Silla de ESO. HARPS puede alcanzar una precisión de alrededor de un metro por segundo en las mediciones de velocidad, mientras que ESPRESSO tiene como objetivo lograr una precisión de unos pocos centímetros por segundo gracias a los avances en la tecnología y a que está instalado en un telescopio mucho más grande.

El científico que lidera ESPRESSO, Francesco Pepe (Universidad de Ginebra, Suiza), explica su importancia: “Este éxito es el resultado del trabajo de muchas personas durante 10 años. ESPRESSO no es sólo la evolución de nuestros anteriores instrumentos, como HARPS: su mayor resolución y su mayor precisión hacen que sea revolucionario. Y, a diferencia de los anteriores instrumentos, puede explotar toda la capacidad colectora de luz del VLT, ya que puede utilizarse con los cuatro telescopios unitarios del VLT al mismo tiempo para simular un telescopio de 16 metros. ESPRESSO será insuperable durante, al menos, una década. ¡Ahora estoy deseando descubrir nuestro primer planeta rocoso!”.

ESPRESSO puede detectar los pequeños cambios que se dan en los espectros de las estrellas cuando son orbitadas por un planeta. Este método de velocidad radial funciona porque la fuerza gravitatoria de un planeta influye en su estrella anfitriona, haciendo que se “tambalee” ligeramente. Cuanto menos masivo sea el planeta, menor será el bamboleo. Por eso, para detectar exoplanetas rocosos que puedan albergar vida, se necesita un instrumento con muy alta precisión. Con este método, ESPRESSO será capaz de detectar algunos de los planetas más ligeros jamás encontrados.

Las observaciones de prueba incluyeron observaciones de estrellas y sistemas planetarios conocidos. Al compararlas con datos de HARPS, se demostró que ESPRESSO puede obtener datos de calidad similar con mucho menos tiempo de exposición.

El científico del instrumento, Gaspare Lo Curto (ESO), está encantado: “Traer a ESPRESSO hasta aquí ha sido un gran logro, y hemos contado con la colaboración de un consorcio internacional y de muchos grupos diferentes de ESO: ingenieros, astrónomos y administración. No solo tuvieron que instalar el espectrógrafo en sí, sino también la compleja óptica que recoge la luz de los cuatro telescopios unitarios del VLT”.

Aunque el objetivo principal de ESPRESSO es llevar la búsqueda de planetas al siguiente nivel, encontrando y caracterizando planetas menos masivos y sus atmósferas, también tiene muchas otras aplicaciones. Será la herramienta más potente del mundo para probar si las constantes físicas de la naturaleza han cambiado desde que el universo era joven. Algunas teorías de física fundamental han predicho estos pequeños cambios, pero nunca se han observado de manera convincente.

Cuando se ponga en funcionamiento el ELT (Extremely Large Telescope) de ESO, el instrumento HIRES, que actualmente está en fase de diseño conceptual, permitirá detectar y caracterizar exoplanetas incluso más pequeños, del tamaño de la Tierra, así como estudiar las atmósferas de esos exoplanetas con la búsqueda de señales de vida en planetas rocosos.

Fuente: http://www.eso.org/public/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.