La Luna desde el Observatorio La Silla (Chile)

This striking picture of the New Technology Telescope (NTT) was taken just after sunset at ESO's La Silla Observatory, located in the Norte Chico in outskirts of the Chilean Atacama Desert. The Moon has already begun its journey across the evening sky, and is shining brightly overhead. The Sun dips below the horizon to the left of the frame, soaking the clouds in a rich orange colour. The warm glow of the last rays of sunshine are caught by the reflective surface of the NTT walls. The purpose of this metallic dome is to stop the telescope’s enclosure from heating up during the day. This would affect the telescope’s observations, as rising warm air and turbulence blur images and worsen the astronomical seeing. It is not just the telescope's enclosure that is designed to reduce heat accumulation during the day; the concrete platforms and parking spaces around the site are all painted white to increase the amount of light reflected from their surface.

Esta llamativa foto del telescopio NTT (New Technology Telescope) fue tomada justo después del atardecer en el Observatorio La Silla de ESO, ubicado en Norte Chico, en las afueras del desierto chileno de Atacama. La Luna ya ha iniciado su viaje a través del cielo nocturno, y refulge allí arriba, sobre nuestras cabezas. El Sol se sumerge bajo el horizonte a la izquierda de la imagen, empapando las nubes de un rico color naranja.

La superficie reflectante de las paredes de la cúpula del NTT capta el cálido resplandor de los últimos rayos del Sol. El propósito de esta cúpula metálica es evitar el calentamiento del recinto del telescopio durante el día. Esto afectaría a las observaciones del telescopio, ya que el aire caliente ascendente y las turbulencias emborronarían las imágenes, empeorando la calidad. No sólo la cúpula del telescopio está diseñada para reducir la acumulación de calor durante el día; las plataformas de cemento y los espacios destinados a aparcamiento  alrededor del lugar están pintados de blanco para aumentar la cantidad de luz reflejada en su superficie.

Crédito: ESO/B. Tafreshi

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.