Imagen de la Vía Láctea y las Nubes de Magallanes tomada desde Chile

En esta espectacular imagen vemos el arco luminoso de la Vía Láctea que se extiende a través del cielo por encima del Observatorio La Silla de ESO, en Chile. En el suelo, a la derecha, vemos la cúpula del Telescopio de 3,6 metros de ESO, y a la izquierda el plato del SEST (Swedish-ESO Submillimetre Telescope, telescopio submilimétrico sueco-ESO), el cual fue dado de baja en 2003 para dar paso a herramientas más avanzadas como APEX y ALMA.

La Vía Láctea domina esta imagen, que muestra claramente por qué La Silla es uno de los mejores lugares del mundo para la observación astronómica, famoso por sus cielos oscuros y despejados. Desde la cima del brillante arco cuelga un llamativo objeto rojo conocido como nebulosa de Gum. Se trata de un tipo de objeto que encontramos en regiones similares a lo largo de la banda de la Vía Láctea, una nebulosa de emisión, en la que el gas brilla por la radiación emitida por estrellas brillantes cercanas. La banda brillante de la Vía Láctea está quebrada por oscuros filamentos de polvo en los que se forman las estrellas, estrellas que se sumarán al espectáculo en los milenios venideros.

Bajo el arco vemos a una de las galaxias enanas compañera de la Vía Láctea, la Gran Nube de Magallanes; debajo, justo a la derecha del plato del telescopio sueco-ESO, está la segunda compañera, conocida (como era de esperar) como la Pequeña Nube de Magallanes. A la derecha de la imagen se encuentra el planeta Júpiter, que brilla intensamente contra el débil resplandor de la luz antisolar (Gegenschein), un fenómeno que sólo se ve en los cielos más oscuros. Aunque se trate de una visión poco común para la mayoría, esta exhibición celeste es común en los lugares de observación astronómicos como La Silla.

CréditoP. Horálek/ESO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.