Una estrella de neutrones expulsa chorros con la misma potencia que un agujero negro

993810-38182
Impresión artística de una estrella de neutrones arrancando gas de una estrella acompañante. Parte de ese gas es expulsado en forma de chorros que compiten en potencia con aquellos producidos por los agujeros negros. Crédito: ICRAR

Una investigación sugiere que una estrella de neutrones está disparando chorros de material al espacio con una gran potencia. La estrella pertenece a un sistema doble conocido como PSR J1023+0038.

Hasta ahora se pensaba que los únicos objetos capaces de crear chorros tan potentes eran los agujeros negros.

El sistema PSR J1023+0038 además de contener a la estrella de neutrones, es hogar de otra estrella más común; ambas se orbitan mutuamente a una distancia muy cercana.

En un inicio se pensaba que la estrella de neutrones estaba sola después de observaciones hechas en el 2009, fue hasta el 2013 y 2014, que con ayuda del radio telescopio VLA se descubrió que la estrella está expulsando chorros con una fuerza mayor a la esperada.

A las estrellas de neutrones se les puede describir como cadáveres estelares. Se forman cuando una estrella masiva agota su combustible y se convierte en una supernova, provocando que las partes centrales de la estrella colapsen bajo su propia fuerza de gravedad. Este tipo de estrellas normalmente tienen 1,5 veces la masa del Sol pero tienen un diámetro de tan solo 15 kilómetros, es decir, son increíblemente densas.

El astrónomo Adam Deller, quien encabezó la investigación, dijo que en ocasiones se descubre que las estrellas de neutrones o los agujeros negros no están solos, sino que son acompañados por una estrella que orbita a corta distancia.

El gas de la estrella acompañante fluye hacia la estrella de neutrones o al agujero negro, produciendo un espectáculo impresionante, cuando una parte del material es expulsado formando poderosos chorros que escapan a una velocidad cercana a la de la luz.

Se pensaba que los agujeros negros eran los reyes indiscutibles para producir chorros de alta potencia, incluso cuando se alimentan solo de una pequeña porción del material de la estrella acompañante. En comparación, las estrellas de neutrones parecen emitir chorros relativamente débiles, los cuales brillan solo lo suficiente como para que se les observe robando grandes cantidades de gas de sus acompañantes.

Cuando se observó a PSR J1023+0038 la estrella de neutrones estaba absorbiendo una pequeña porción del material, por lo que se esperaba observar chorros muy débiles, pero se descubrió que los chorros eran tan potentes como los de los agujeros negros.

Fuente: http://www.icrar.org/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.