El VLT obtiene imágenes del asteroide Palas, un mundo con forma de bola de golf

Un nuevo estudio dirigido por Pierre Vernazza (Laboratorio de Astrofísica de Marsella, Francia), que se ha realizado utilizando instalaciones de ESO, ha observado por primera vez al asteroide Palas con una resolución angular extremadamente alta. Este alto nivel de detalle fue posible gracias al dispositivo de óptica adaptativa (OA) que acompaña al instrumento que obtiene las imágenes, SPHERE, instalado en el Very Large Telescope (VLT).

El primero en descubrir la existencia de Palas fue el astrónomo alemán Heinrich Wilhelm Matthaus Olbers, el 28 de marzo de 1802. Nombrado en honor a la diosa griega Palas Atenea, el asteroide — junto con muchos otros asteroides descubiertos en el siglo XIX — fue clasificado inicialmente como planeta. Con el paso del tiempo y la mejora de la tecnología, Palas fue reclasificado más tarde como asteroide. Hoy en día es famoso por ser el tercer asteroide más grande del Sistema Solar, con un diámetro de unos 512 km.

Aunque Palas es el asteroide más grande conocido en el Sistema Solar después de Ceres y Vesta, es el único de estos grandes asteroides que no ha sido visitado por una nave espacial. Esto se debe a su órbita, que tiene una inclinación inusualmente alta hacia el plano de la órbita de la Tierra, lo que significa que es particularmente difícil hacer que aterrice una nave espacial sobre su superficie.

Estas nuevas imágenes muestran que la superficie de Palas presenta características topográficas muy interesantes que sugieren una violenta historia de colisiones. Vemos en ambos hemisferios de Palas que hay numerosos cráteres de gran tamaño, formando una superficie que se asemeja a una bola de golf. Las dos destacadas cuencas de gran impacto que vemos en su superficie también podrían estar relacionadas con un impacto de “formación de familia”: una colisión que causó que un objeto original se fracturara en varios cuerpos separados. El punto brillante que aparece en el hemisferio sur de Palas (imagen derecha) también recuerda mucho a los depósitos de sal en Ceres.

https://www.eso.org/public/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.