El telescopio ALMA obtiene una imagen de la galaxia NGC 1087

Lo que vemos en esta imagen, que parece una serpiente enroscada y dormida, es la galaxia NGC 1087. Esta galaxia espiral, ubicada aproximadamente a 80 millones de años luz de la Tierra, en la constelación de Cetus, ha sido captada con una combinación de observaciones realizadas en diferentes longitudes de onda -o colores- de la luz.

El amenazante resplandor aparentemente rojo en realidad se corresponde con nubes de gas molecular frío, la materia prima a partir de la cual se forman las estrellas. Los astrónomos pueden obtener imágenes de estas nubes gracias al Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), con sede en Chile, del que ESO es socio. Las regiones azuladas del fondo revelan el patrón de estrellas más antiguas, ya formadas, fotografiadas por el instrumento MUSE (Multi-Unit Spectroscopic Explorer, explorador espectroscópico multiunidad), instalado en el Very Large Telescope (VLT) de ESO, también en Chile.

Las imágenes se obtuvieron como parte del proyecto PHANGS (Physics at High Angular resolution in Nearby GalaxieS, física con gran resolución angular en galaxias cercanas). El equipo está haciendo observaciones de alta resolución de galaxias cercanas con telescopios que operan en una amplia gama de longitudes de onda. Diferentes longitudes de onda nos hablan de las propiedades físicas de las estrellas, el gas y el polvo dentro de las galaxias y, al compararlas, los astrónomos pueden estudiar lo que activa, aumenta o dificulta el nacimiento de nuevas estrellas.

Fuente: https://www.eso.org/public/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.