Así comienza la gestación de planetas en un sistema binario de estrellas

Observaciones realizadas con el radiotelescopio ALMA de los discos de polvo alrededor de la estrella doble SVS13. / A. K. Díaz-Rodríguez et al./ALMA/IAA-CSIC.

Investigadores del Instituto de Astrofísica de Andalucía han observado que alrededor de la estrella binaria SVS 13, todavía en fase embrionaria, el material primigenio se reparte en tres discos que pueden dar lugar a otros tantos sistemas planetarios: uno en torno a cada estrella y otro común alrededor de las dos.

La mayoría de las estrellas forman sistemas binarios, en los que dos estrellas giran en torno a un centro común. Sin embargo, los modelos de formación planetaria, que sugieren que los planetas nacen por la lenta agregación de partículas de hielo y polvo en los discos protoplanetarios alrededor de las estrellas en formación, suelen considerar solo estrellas aisladas, como el Sol.

Así, aún se desconoce cómo nacen los planetas en torno a estrellas dobles, en las que la interacción gravitatoria entre ambas juega un papel esencial. Pero ahora una nueva investigación arroja luz sobre este asunto.

Utilizando los observatorios radioastronómicos Very Large Array (VLA, en EE UU) y el Atacama Large Millimeter/Submillimeter Array (ALMA, en Chile), un grupo internacional de astrónomos liderado por el Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC) ha estudiado la estrella binaria SVS 13, aún en fase embrionaria, y ha proporcionado la mejor descripción disponible hasta ahora de un sistema binario en formación.

“Nuestros resultados revelan que cada estrella presenta un disco de gas y polvo a su alrededor y que, además, se está formando un disco mayor alrededor de ambas”, señala Ana Karla Díaz-Rodríguez, investigadora del IAA y del centro regional de ALMA en la Universidad de Manchester (Reino Unido) que encabeza el trabajo.

Este disco muestra una estructura espiral que está alimentando de materia a los discos individuales, y en todos ellos podrían formarse en el futuro sendos sistemas planetarios”.

Según los autores, que publican su trabajo en The Astrophysical Journal, se trata de una clara evidencia de la presencia de discos alrededor de ambas estrellas y de la existencia de otro disco común en el sistema doble.

El sistema binario SVS 13, formado por dos embriones estelares con una masa conjunta similar a la del Sol, se encuentra relativamente cerca de nosotros, a unos 980 años luz de distancia en la nube molecular de Perseo. Las dos estrellas del sistema se hallan muy próximas una de la otra, con una distancia de solo unas noventa veces la que existe entre la Tierra y el Sol.

Moléculas orgánicas precursoras de la vida

El trabajo ha permitido estudiar la composición del gas, polvo y materia ionizada en el sistema. Además, se han identificado alrededor de ambas protoestrellas casi 30 moléculas diferentes, entre ellas 13 orgánicas complejas precursoras de la vida (siete de ellas detectadas por primera vez en este sistema).

“Esto significa que, cuando se empiecen a formar planetas alrededor de estos dos soles, los componentes básicos de la vida estarán allí”, indica Díaz-Rodríguez. El grupo científico ha utilizado las observaciones de SVS 13 tomadas por el VLA durante 30 años, junto con nuevos datos de ALMA, y ha seguido el movimiento de ambas estrellas a lo largo de este periodo, lo que ha permitido inferir su órbita, así como la geometría y orientación del sistema, junto con varios parámetros fundamentales, como la masa de las protoestrellas, la de los discos y su temperatura.

Binaria en radio pero una estrella en el visible

“En el IAA comenzamos a estudiar este sistema hace 25 años, y nos llevamos una sorpresa cuando descubrimos que SVS 13 era una binaria en radio, porque en el visible aparece una sola estrella”, indica Guillem Anglada, investigador del IAA que coordina los estudios de SVS 13, “normalmente, los embriones estelares se detectan en radio, pero solo se hacen visibles al final del proceso de gestación”.

Ilustración de un sistema binario de protoestrellas. / ESO/L. Calçada.

“Era muy extraño descubrir un par de estrellas gemelas donde una parecía haber evolucionado mucho más rápido que la otra –comenta–. Diseñamos varios experimentos para obtener más detalles y averiguar si en un caso como este alguna de las estrellas podría formar planetas. Ahora hemos visto que ambas son muy jóvenes, y que las dos pueden formar planetas”.

Debate científico

De hecho, en la literatura científica SVS 13 ha generado mucho debate, ya que algunos trabajos lo consideran extremadamente joven y otros en una fase de formación algo posterior.

Este nuevo estudio, probablemente el más completo de un sistema estelar binario en formación, según sus autores, no solo aporta luz sobre la naturaleza de las dos protoestrellas y su entorno, sino que también proporciona parámetros cruciales para poner a prueba las simulaciones numéricas de las primeras etapas de la formación de sistemas binarios y múltiples.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.