Sextans: la galaxia caníbal más pequeña descubierta hasta la fecha

Varios ejemplos de galaxias masivas fusionándose entre sí. Créditos: NASA, ESA, the Hubble Heritage and Collaboration, y A. Evans.

El equipo de investigadores del IAC, compuesto por Luis Cicuéndez y Giuseppina Battaglia, descubre el caso de canibalismo galáctico a menor escala observado hasta la fecha. Se trata de la galaxia enana Sextans que, con una masa 100.000 veces menor que la Vía Láctea, ha devorado a una compañera aún menor.

Utilizando datos del Telescopio Víctor M. Blanco (de 4 m de diámetro), instalado en el Observatorio Interamericano de Cerro Tololo, y del Telescopio Landon Clay (6 m), también conocido como Magallanes 2, del Observatorio Las Campanas, ambos en Chile, observaron en Sextans claros signos de haber absorbido otro sistema de menor tamaño.

Al analizar la galaxia enana, observaron que la distribución espacial de las estrellas azules (pobres en metales) se torna redonda y regular, mientras que la de las estrellas rojas (ricas en metales) se muestra mucho más elíptica e irregular, con la presencia de una sobredensidad estelar en su lado noreste. “La explicación más razonable para este fenómeno es que, originalmente, las galaxias que se fusionaron tenían metalicidades distintas”, explica Luis Cicuéndez, investigador del IAC y de la Universidad de La Laguna.

Del mismo modo, tanto el análisis de velocidades como el de indicadores de la composición química de las estrellas revelan la presencia de una subestructura espacial con forma de anillo. Esta subestructura presenta una velocidad considerablemente mayor y una composición química distinta del resto de estrellas de la galaxia.

“Este hallazgo probaría que el modelo jerárquico de formación de galaxias, por el cual éstas se fusionarían para formar las galaxias de mayor tamaño, puede seguir explicando la formación de las galaxias más pequeñas conocidas hasta ahora, las llamadas galaxias enanas”, señala la investigadora del IAC y coautora del trabajo, Giuseppina Battaglia.

Los detalles de este nuevo descubrimiento se publican en el nuevo volumen de la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society (MNRAS).

Fuente: Instituto de Astrofísica de Canarias – IAC 

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *