La búsqueda de sobrevivientes en una explosión de supernova


Un grupo de astrónomos ha utilizado el Telescopio Espacial Hubble para estudiar el remanente de una supernova ‘tipo la’, conocido como SNR 0509-68.7 o N103B (visible en la zona superior). Este remanente de supernova está ubicado en la Gran Nube de Magallanes a 160.000 años luz de distancia de la Tierra. A diferencia de otros remanentes de supernovas, N103B no tiene una forma esférica. Los astrónomos piensan que esto se debe a que parte del material expulsado durante la explosión, se encontró con una densa nube de material interestelar que impidió la expansión.

Los astrónomos estiman que la gran luminosidad de una explosión de supernova tipo la ocurre en sistemas binarios, en el cual al menos una de las estrellas es una enana blanca. Existen dos teorías que explican cómo estos sistemas binarios se convierten en supernovas, y esta imagen de N103B podría ayudar a los científicos a confirmar una de las dos teorías.

La primera teoría propone que las dos estrellas en el sistema son enanas blancas. Una supernova tipo la podría producirse si ocurre una fusión entre ambas.

La segunda teoría propone que solamente una de las estrellas del sistema es una enana blanca, mientras que su acompañante es una estrella común. En esta teoría el material de la estrella común es transferido a la enana blanca hasta que su masa alcanza un límite, provocando una explosión. En este escenario, la teoría indica que la estrella común debe sobrevivir al estallido en cierta forma. Sin embargo, hasta ahora no se ha encontrado material residual alrededor de ninguna supernova tipo la.

Los astrónomos observaron el remanente de supernova N103B en búsqueda de una posible estrella sobreviviente. Hicieron observaciones en H-alfa, para resaltar las regiones de gas ionizado por la radiación de estrellas cercanas. Se esperó encontrar una estrella en el centro de la explosión, para poder finalizar el largo debate sobre el origen de las supernovas tipo la.

Las observaciones revelaron la existencia de una estrella candidata que cumple con los requisitos en cuanto a la temperatura, luminosidad y distancia del centro de la explosión de la supernova. Dicha estrella tiene una masa similar al Sol, pero está rodeada de una capa de material caliente, el cual pudo haberse desprendido de una de las estrellas del sistema que existió antes del estallido.

Aunque esta estrella es una candidata razonable para ser considerada como la sobreviviente de N103B, aún se necesitan más estudios y una confirmación espectroscópica, por lo que la búsqueda aún continúa.

Fuente: http://www.spacetelescope.org/news/heic1707/
Texto traducido y editado por el Staff de El Universo Hoy

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *