El Observatorio ALMA detecta un joven sistema planetario

En esta imagen de ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array) vemos a MWC 758, una joven estrella que se aproxima a la edad adulta y rodeada de anillos con nudos irregulares de polvo cósmico, tres de los cuales se pueden ver aquí. Lo raro de este objeto es que los anillos tienen forma elíptica, en lugar de ser perfectamente circulares: ¡es el primer descubrimiento de un disco protoplanetario intrínsecamente elíptico!

Cada uno de los anillos exteriores e interiores contienen un grumo particularmente brillante, visible como arcos amarillos.  Además, parece haber brazos espirales trazados en el polvo, así como un núcleo hueco libre de ligeramente fuera del centro. Todas estas son características que insinúan la presencia de planetas aún no descubiertos. A medida que se forman los planetas, estos interactúan gravitatoriamente con el disco y crean diversas estructuras e indicadores característicos. De este modo, los astrónomos pueden observar un sistema como MWC 758 y no sólo inferir la existencia de potenciales planetas ocultos, sino también estimar sus masas, posiciones y órbitas.

Este es un maravilloso ejemplo de las capacidades de ALMA para detectar planetas. La utilización de este observatorio para estudiar estos discos de polvo permite a los científicos investigar las primeras etapas de formación de planetas en un intento por entender cómo se forman y evolucionan estos sistemas jóvenes. Aprender más sobre sistemas planetarios a lo largo del cosmos puede ayudarnos a saber más sobre cómo se formó el Sistema Solar y cómo evolucionó hasta convertirse en el hogar cósmico en el que vivimos actualmente.

Fuente: http://www.eso.org/public/

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *