Astrónomos observan un anillo de polvo y gas alrededor de un agujero negro supermasivo

Crédito: ALMA (ESO/NAOJ/NRAO)

Un equipo de astrónomos obtuvo imágenes del núcleo de la galaxia espiral M77, utilizando el observatorio ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array), ubicado en Chile. La región central de M77 contiene un “núcleo galáctico activo”, donde la materia es arrastrada violentamente por un agujero negro supermasivo, lo cual produce una intensa emisión de luz. Los núcleos galácticos activos pueden aportar información importante sobre la evolución de los agujeros negros y las galaxias.

Los astrónomos observaron el área alrededor del agujero negro de M77 y lograron detectar una estructura gaseosa compacta, con un radio de 20 años luz. Los cálculos determinaron que dicha estructura compacta está rotando alrededor del agujero negro tal y como se esperaba.

Al interpretar las características de los núcleos galácticos activos, los astrónomos siempre han asumido que existen estructuras de gas y polvo alrededor de los agujeros negros supermasivos. A esto se le conoce como el “modelo unificado” de los núcleos galácticos activos. Gracias a la alta resolución de ALMA, los astrónomos lograron observar directamente dicha estructura con forma de anillo.

Un aspecto interesante sobre las observaciones de M77 tiene que ver con la distribución del gas alrededor del agujero negro supermasivo. Dicha distribución es mucho más compleja que lo que sugiere el modelo unificado. El anillo parece ser asimétrico y la rotación no solamente está siendo afectada por el agujero negro, sino que también presenta un movimiento aleatorio. Esto indica que el núcleo galáctico activo de M77 tuvo un pasado violento, en el que se pudo haber producido una fusión con una galaxia más pequeña.

Esta imagen muestra la ubicación del agujero negro dentro del anillo. El agujero negro está siendo rodeado por una nube de gas. El color rojo representa al gas que se está alejando de nosotros; mientras que el color azul representa al gas que se está moviendo hacia nosotros. Crédito: ALMA (ESO/NAOJ/NRAO).

La Vía Láctea también contiene un agujero negro supermasivo en su núcleo. Sin embargo, dicho agujero negro se encuentra en un estado de inactividad. Solamente una pequeña cantidad de gas está siendo arrastrada hacia el núcleo. Por esta razón, para poder estudiar un núcleo galáctico activo, los astrónomos necesitan observar los núcleos de galaxias distantes. M77 contiene uno de los núcleos galácticos activos más cercanos a la Tierra.

Fuente: https://alma-telescope.jp
Texto traducido y editado por el Staff de El Universo Hoy

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *